Bonsái olivo

El arte del bonsái es una práctica que tiene más de mil años. Son casi infinitas las especies que pueden ser utilizadas para crear bonsáis, entre las preferidas se encuentra el bonsái olivo; por razones que te diremos a lo largo de nuestro artículo.

Muchas personas no son conscientes de que un árbol cultivado en una maceta literalmente significa bonsái «planta en maceta». Existe un extenso grupo de especies de arbustos y árboles que pueden ser preparados y conservados como un bonsái. Un excelente ejemplo es el olivo; considerado uno de los favoritos.

el olivo bonsai

El olivo (Olea europea), conocido también como acebuche, es un árbol perennifolio (hoja perenne) que se da en los países mediterráneos, donde tiene un fuerte significado simbólico. Se pueden usar variedades cultivadas (como el olivo común), pero es común usar olivo silvestre (Olea europea sylvestris).

El olivo silvestre es de mayor importancia para los bonsáis cuando desarrollan hojas pequeñas. En numerosos casos, estas propiedades tienen funciones bastante valoradas, como la corteza, que indica la edad y la supervivencia en condiciones hostiles. Es una gran ventaja seleccionar esta especie para un bonsái, ya que es fácil de mantener y muy resistente.

Los olivos pueden crecer en la mayoría de los climas ligeramente cálidos, siempre y cuando el invierno no caiga por debajo del punto de congelación. Hacer crecer un olivo a partir de semilla es ideal para fines ornamentales. Con un poco de paciencia y cariño, puedes tener tu propio bonsái de olivo en casa.

Es una especie muy conocida como un árbol que nunca muere, ya que renace tras cada temporada, renovando sus finas raíces. Es un árbol de crecimiento muy lento, pero constante, por lo que puede llegar a ser muy longevo.

el bonsai olivo

Origen del bonsái

Aunque generalmente se le asocia con la cultura Japonesa, el cultivo de bonsáis realmente se originó en China, donde los árboles finalmente se relacionaron con la religión del Budismo Zen. El cuidado de los árboles bonsái le da al cultivador la oportunidad de adoptar un papel contemplativo pero creativo en el crecimiento de un emblema de belleza natural.

Cómo reproducir un bonsái olivo

La reproducción de esta especie puede hacerse por semillas y esquejes.

Cómo hacer un bonsái olivo por esquejes en 6 pasos

como hacer un bonsai olivo por esquejes

Los olivos son especies al aire libre y de buena exposición solar, por lo que no son convenientes para seleccionarlos como bonsáis de interior. Por naturaleza propia, es evidente que si un bonsái es un árbol (en una maceta), es una especie de exterior. Sin embargo, dependiendo de la especie, se pueden hacer ajustes en los espacios interiores para lograr brindar las condiciones ideales si queremos nuestro bonsái en estos espacios.

En nuestra página bonsái bonsaiweb.me te explicamos a detalle cuáles son las especies que puedes utilizar para bonsáis de interior. Pero como en este caso específico nos enfocaremos en el olivo debes saber que esta especie es exclusiva de exteriores.

1. Los esquejes

Los esquejes son ramas cortadas de árboles en crecimiento y trasplantadas a un nuevo suelo para comenzar una planta separada (pero genéticamente idéntica). Este material de propagación es una excelente opción; ya que no tardan tanto en crecer como las semillas, pero aún ofrecen una buena cantidad de control sobre el crecimiento del árbol. Además son clones de la planta madre; lo que nos da una planta con características idénticas a la planta madre.

2. Selecciona una maceta

La característica distintiva de los bonsáis es que están plantados en macetas que restringen su crecimiento (pero conjuntamente con las técnicas de poda). El factor más importante para decidir qué maceta usar es asegurarse de que la maceta sea lo suficientemente grande como para permitir que haya suficiente tierra para cubrir las raíces de la planta. Cuando riegas tu árbol, éste absorbe la humedad del suelo a través de sus raíces.

No es deseable tener una cantidad tan pequeña de tierra en la maceta de modo tal que las raíces de tu árbol no pueda retener la humedad. La humedad debe ser la óptima; es decir ni deficiente, ni en exceso. El exceso puede ocasionar pudriciones u asfixias, y posterior muerte. Para prevenir la pudrición de la raíz deberás asegurarte de que tu maceta tenga uno o más orificios de drenaje en la parte inferior. Si no, también puedes perforarlos estos tú mismo con un taladro; para mayor facilidad.

cuidados del bonsai olivo

Si bien tu maceta debe ser lo suficientemente grande como para sostener tu árbol, también querrás mantener una estética prolija y ordenada para tu bonsái. Las macetas demasiado grandes pueden empequeñecer el árbol en sí, dando una apariencia extraña o no coincidente. Debes comprar una maceta lo suficientemente grande para un desarrollo suficiente de las raíces del árbol, pero no excesivamente grande. La idea es que la maceta complemente el árbol estéticamente, pero que sea relativamente discreta en lo visual.

Algunos prefieren cultivar sus bonsáis en contenedores sencillos y prácticos, luego los transfieren a contenedores más bonitos cuando ya están bien establecidos. Este es un proceso especialmente útil si su especie de árbol de bonsái es frágil, ya que le permite posponer la compra de una bonita maceta hasta que tu árbol sea saludable y hermoso.

3. Prepara tu árbol de olivo

Si acabas de comprar tu bonsái de olivo de la tienda y vino en un recipiente de plástico poco atractivo o si has estado cultivando tu propio bonsái de olivo y finalmente quieres ponerlo en la maceta perfecta, tendrás que prepararlo antes de trasplantarlo.

Primero, asegúrate de que tu olivo haya sido podado a la forma que deseas. Si desea que el árbol crezca de cierta manera después de volver a taparlo, enrolla un alambre resistente alrededor del árbol o de la rama para dirigir suavemente su crecimiento.

4. Retira el árbol y limpia las raíces

Debes retirar con cuidado la planta de tu maceta actual, asegurándote de no romper el tallo principal. Es posible que desees utilizar una pala para macetas para ayudar a sacar la planta. La mayoría de las raíces se cortarán antes de que la planta se vuelva a colocar en la maceta. Sin embargo, para tener una vista clara de las raíces, generalmente es necesario quitarles la suciedad adherida. Limpia las raíces, cepillando los cúmulos de suciedad que oscurecen su visión. Los rastrillos, los palillos, las pinzas y otras herramientas similares son útiles para este proceso.

Las raíces no tienen que ser inmaculadas, solo lo suficientemente limpias para que puedas ver lo que haces mientras las podas.

como-trasplantar un bonsai olivo

5. Prepara la maceta antes de colocar el árbol

Deja una pequeña cantidad de espacio en la parte superior de tu maceta para que pueda cubrir las raíces de tu árbol. Generalmente, es más recomendado usar el tipo de suelo que mejor le presta a tu especie de olivo.

6. Trasplanta el árbol

Coloca el árbol en su nueva maceta en la orientación deseada. Termine de agregar a la maceta su suelo fino, bien drenado o medio de cultivo, asegurándote de cubrir el sistema de raíces del árbol. Si lo deseas, puede agregar una capa final de musgo o grava. Además de ser estéticamente agradable, esto puede ayudar a mantener el árbol en su lugar.

Si tu árbol no se mantiene en posición vertical en su nueva maceta, pasa un cable de calibre pesado desde el fondo de la maceta a través de los orificios de drenaje en el fondo de la maceta. Atar el cable alrededor del árbol, pero con cuidado. Y ahora que ya sabes cómo cultivar tu propio bonsái olivo te mostraremos cómo cuidarlo a continuación.

Cómo cuidar un bonsái olivo

Ubicación, clima y luz

Entre sus cuidados, un aspecto muy importante es su ubicación, ya que es una especie de climas mediterráneos y cálidos, por lo que requiere de lugares soleados y no soporta heladas. La posición en la elaboración tu bonsái también es un aspecto muy importante a considerar y algunas veces ignorado. Coloca el bonsái de olivo fuera en el jardín al aire libre y en un lugar soleado; esto también ayuda a reducir el tamaño de las hojas. Debe estar protegido en invierno cuando la temperatura es demasiado baja.

Sus temperaturas ideales son las típicas de climas mediterráneos y puede soportar hasta temperaturas de 35 a 40 ºC. El lugar de establecimiento del bonsái de olivo debe tener un rango de temperatura en el que también existan aquellas alrededor de 5 a 7 ºC, típicas de inviernos suaves, a los cuales está acostumbrada esta especie. Esto es importante, ya que de lo contrario, comienza  a rebrotar fuera de temporada.

como cuidar un bonsai olivo

El riego

El bonsái de olivo debe tener un consumo de agua dentro de lo normal. Lo general es que sea regado de forma tal que el suelo o sustrato no llegue a secarse excesivamente, sino más bien ligeramente; es decir, que se mantenga a capacidad de campo. El drenaje debe ser lo más óptimo posible, ya que los encharcamientos pueden comprometer la vida del árbol.

El sustrato ideal para tu bonsái olivo

Para el mejor desarrollo de tu bonsái de olivo te recomendamos una mezcla de 60% de akadama y 40% de greda volcánica. Esta especie no es muy tolerable a suelos ácidos.

Cuándo abonar el bonsái olivo

Lo más aconsejable es hacerlo de abril a octubre con un abono orgánico de absorción más lenta, pero que perdurará más en el tiempo. Se debe fertilizar abundantemente con un fertilizante normal, mensualmente desde la primavera hasta mediados del otoño.

Existen diversas formas y productos para abonar tu bonsái olivo. Pueden ser abonos líquidos específicamente para bonsáis; que se consiguen fácilmente en viveros especializados; los cuales debes diluir en el agua de riego.  Un producto muy recomendado por sus excelentes resultados es el que te mostramos en la siguiente imagen.

abono bonsai olivo

Aprovecha esta oportunidad de llevártelo a este precio de promoción y  cómpralo ya en Amazon

Cuándo trasplantar un bonsái olivo

Trasplanta tu bonsái de olivo en la primavera, antes de que los brotes comiencen a salir, cada tres o cuatro años. . Preferiblemente usa una mezcla de tierra con buen drenaje.

Por ser una especie de crecimiento muy lento, sus raíces también tendrán un desarrollo bastante lento. Si el sustrato y el abonado son los más apropiados, el árbol no necesitará ser trasplantado son hasta 3 o 5 años.

 Cuándo y cómo podar el bonsái olivo

En ambientes mediterráneos, se pueden realizar las podas de ramas y hojas a finales de febrero; y en climas fríos, a fines de marzo. También se recomienda una poda intensiva  a fines del invierno. Para el mantenimiento de las hojas,  corta de 2 a 3 hojas hacia atrás y usa la defoliación para ramas más fuertes y saludables. Te aconsejamos dejar espacio para los nuevos brotes, al tiempo que se cortan las ramas que se cruzan.

Con respecto a la poda de raíces, si su crecimiento no se controla adecuadamente, los bonsáis pueden superar fácil y rápidamente el espacio en sus contenedores. Para asegurarte de que tu bonsái de olivo se mantenga manejable y ordenado, poda sus raíces cuando lo envases (al momento).

Corta cualquier raíz grande y gruesa y cualquier raíz que crezca hacia arriba, dejando una red de raíces largas y delgadas que se asentarán cerca de la superficie del suelo. El agua se absorbe de las puntas de las raíces, por lo que, en un recipiente pequeño, muchas hebras de raíz delgadas son generalmente mejores que una sola, grande y profunda.

como podar un bonsai olivo

Cuándo alambrar un bonsái olivo

Esta práctica puede hacerse durante todo el año

Cuándo realizar el pinzado

El pinzado se debe realizar de abril a octubre, cuando ya hay de 7 a 8 pares de hojas: pinzar de 2 a 3 pares.

Si te ha gustado nuestro artículo de bonsái olivo no dejes de compartir y dejarnos tus comentarios También puedes contarnos tus experiencias con los bonsáis. Nos gustaría mucho seguir dándote la mejor orientación.

 

Bonsái olivo
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .